Patinetes eléctricos E-Twow, clase y modernidad

Los patinetes eléctricos E-Twow no son cualquier tontería. Realizados con materiales de primera, se ha logrado un equilibrio perfecto entre calidad, potencia, peso y precio.

Patinetes eléctricos E-Twow

Se trata de patinetes eléctricos pequeños, de poca potencia, pero con una gran autonomía. Los clientes que están interesados por un E-Twow buscan funcionalidad.

Un patinete eléctrico portátil y súper ligero

Ya hacía tiempo que íbamos detrás de los patinetes E-Twow, los teníamos vistos y estudiados, pero hasta que han llegado a España no nos hemos dado cuenta de lo béstias que son. Realmente no se trata de patinetes robustos y potentes como los Raycool. E-Twow busca otro tipo de cliente, un cliente con unas necesidades distintas. Más que potencia, el patinete eléctrico E-Twow se centra en minimizar el peso y el volumen. Todo esto manteniendo una buena velocidad y una autonomía aceptable. Sabemos de primera mano que llegan hasta los 30km/h y pueden circular durante más de 30km por ciudad.

Guárdalo en el maletero de cualquier coche, súbelo al metro sin problemas, ponlo debajo de la mesa en la oficina y hasta dentro de la taquilla del gimnasio. Como alternativa de transporte por ciudad, es una gozada.

Panel de control con modos de conducción

Es tanto la tecnología de los E-Twow, que en el panel digital no marca sólo la velocidad y nivel de batería. Incluyen un menú con el que podremos variar el tipo de conducción y de arranque del patinete. El freno eléctrico es regenerativo, es decir, que a medida que frenamos, se carga la batería. A parte también constan del freno manual trasero.

Sabemos que por precio son un poco elevados, pero por la calidad tanto de las baterías, motores y centralitas que montan, son realmente un chollo.

Así que comprar un patinete eléctrico E-Twow siempre será una buena elección, de seguro que no os decepcionará.