El nuevo concepto VMP ¿Desaparece el patinete eléctrico? ¿Qué está pasando?

En un mundo super avanzado no veas irónico perder el contacto con los sentidos del ser humano, las nuevas tecnologías han sido muy favorables para la aparición de multitud de soluciones de movilidad urbana que nos van a favorecer los desplazamientos, mediante estos nuevos modelos de vehículos que rompen la tradicional división peatón/vehículo de motor. Llegan los vehículos de movilidad personal (VMP) dispuestos a compartir el espacio urbano con el resto de usuarios, adiós al termino “patinete eléctrico”, llega “VMP”.

Adiós al termino “patinete eléctrico”

Sí, has leído bien, ahora se llaman vehículos de movilidad personal, y no, no van a a desaparecer los patinetes eléctricos, va a desaparecer esta forma de llamarlos, a partir de ahora llega VMP, vehículos de movilidad personal.

Definidos como “Vehículos capaces de asistir al ser humano en su desplazamiento personal y que por su construcción, pueden exceder las características de los ciclos y estar dotados de motor eléctrico” . Nosotros preferimos ser más prácticos, son vehículos que te acompañarán a todas partes, te sacarán de un apuro y te harán ahorrarte el pago de la matricula en la autoescuela!

No paramos de avanzar, progresar, incluyendo todo, hasta la forma de movernos por la ciudad está cambiando. Cada vez preferimos más los vehículos personales, más sostenibles y prácticos, que nos aportan autonomía para desplazarnos a donde sea que el cuerpo nos lleve. .

qué es el vmp

“Si quieres llegar lejos, VMP”

– PatineteEléctrico.net

3 cosas que debes saber antes de comprar uno

Estos serán unos puntos clave para poder escoger bien tu VMP, aunque existen infinidad de variables.

1. El precio, prepara tu bolsillo para empezar

Lo primero de todo, determina el presupuesto del que vas a disponer, ya que dentro del mundo de los VMP, hay un gran y amplio abanico de opciones, el precio medio suele ser entre 100 y 600 euros, aunque puede aumentar o disminuir dependiendo de muchos factores, entre ellos el tipo, la calidad del producto y del material, y lo más importante, el modelo.

Deberás escoger el que más se adapte a tus gustos y a tu estilo, no es muy difícil, porque la mayoría son muy parecidos, el problema esta cuando nos ponemos a mirar las características más técnicas, aquí ya viene lo más complicad.

2. La velocidad y la potencia ¡no te estrelles!

Si eres un principiante no te vayas a lo más alto, ya que como en todo hay que empezar desde lo más bajo y ir subiendo poco a poco, para llegar alto, o llegar puntual al trabajo, la oficina, la escuela, etc.

No queremos que te estrelles con solo accionar el motor de tu VMP, es muy importante saber que estas comprando! No todos cuentan con la misma velocidad ni potencia, ojo, no es lo mismo, los modelos más simples, solo alcanzan una velocidad máxima de 10 Km/h mientras que los patinetes tipo scooter, pueden alcanzar hasta los 60 Km/h y alguno un poco más, igual que hay VMPs que solamente requieren de 24 W, hasta los más complejos, estilos motocicleta, que cuentan con hasta 2000 W.

3. Duración de la batería, no es para siempre

No debes olvidar que es un aparato eléctrico, sigue siendo un método de transporte automático, por lo tanto no debemos olvidar cargarlo si no quieres quedarte tirado a mitad de camino, llegar tarde a trabajar, perder el avión y perderte el viaje que te paga la empresa, llegar 1 hora tarde a una cita, no llegar a tiempo a recoger a tus hijos, perderte el capitulo favorito de tu serie, que empiece la pelicula en el cine y no llegues a tiempo, hay muchos factores a tener en cuenta.

Con que tengas en cuenta que la batería puede durar entre 30 minutos a unas 5 horas dependiendo del patinete, nunca olvides cargar tu VMP, es muy importante que lo tengas en cuenta si vas a hacer un viaje largo!

¿Ya te has decidido?